Acabamos de finalizar el periodo estival y nos vamos encarando hacia temperaturas más bajas, volvemos todos a nuestras rutinas, trabajos y los niños a sus colegios y horarios. Todo esto supone cambios en nuestros hogares, en nuestros propósitos, vuelta a nuestros hábitos. Es decir, reorganizamos de nuevo nuestras vidas.

Las labores del hogar vuelven a ocupar de nuevo un tiempo importante en nuestras vidas. Reorganizar armarios, roperos, cambios o colocación de alfombras, visillos, cortinas. Algún pequeño (o grande) cambio en la cocina, etc. Todo ello obliga a un esfuerzo extra. Tal vez uno solo no pueda atender a todo y necesite la ayuda de alguien y busquemos entonces ayuda profesional entre la variada oferta existente de empleadas del hogar.

En la página www.mariazugasti.com encontrarás dicha variada oferta de empleadas del hogar según tus necesidades y preferencias.

También en esta época del año y con el frío en puertas, nos preocupamos de los más mayores de la familia. Tal vez en nuestro interior, los vemos cada vez menos independientes y queremos protegerlos aún más. Tal vez se nos pasa por la cabeza la posibilidad de buscarles compañía. Que no se queden solos la mayor parte del día que estén seguros y entretenidos.

También en estos casos convendría que buscásemos ayuda profesional entre la oferta existente de cuidadores de mayores más o menos experta (según las necesidades) e incluso que además de compañía, charla y actividades conjuntas, les ayuden en las tareas más personales de todo tipo.

Esta ayuda puedes encontrarla en nuestra Agencia, en dónde te recomendaremos y asesoraremos, consúltanos.